VALORIZACIÓN PROGRAMADA GARANTIZA DINAMISMO EN VENTAS

 

  • Casa Camelia Vista AEste modelo de negocio ha resultado ganador y cada vez son más los compradores de vivienda que buscan no solo confort sino rentabilidad tangible.
  • Cada vez que se venden seis casas aumenta la valorización para el propietario.
  • Además de este factor están los aspectos vitales como diseños, ubicación, acabados y calidad en construcción.

Bogotá 07 de marzo de 2016– En el mundo de la construcción y la finca de propiedad raíz se abre paso el nuevo concepto de Valorización Programada que tiene que ver directamente con la rentabilidad por mayores ventas en un proyecto sin dejar de lado las especificaciones especiales tales como diseño, ubicación y calidad en la construcción.

Para los expertos y analistas de la firma, Conpropiedad S.A, que impulsa el proyecto, Bosque Residencial Cajicá, la valorización programada tiene grandes ventajas porque se traza sobre la dinámica del mercado, permitiendo mejores utilidades y total certeza a los compradores de inmuebles.

Según la empresa, la clave está es poner en venta unidades residenciales a costos flexibles y accesibles que van subiendo de precio en la medida que un número determinado de viviendas se van comercializando.

La Directora Comercial de Bosque Residencial Cajicá, Isabel Cristina Torres, indicó que la firma estableció desde un comienzo una meta global de ventas y a partir de dicha meta se hizo un cálculo de los nuevos precios que le facilitarán a un comprador establecer en cuanto se valorizará su inmueble.

“El asunto es sencillo y tiene que ver con oferta y demanda como ley básica de la fijación de precios, si el proyecto avanza exitosamente como está sucediendo entonces a mayor número de ventas menor opción habrá de ser propietario en el proyecto y allí el valor sube por razones de mercado”, sostuvo.

Especificó que cada vez que se venden seis unidades de una etapa, se incrementan los precios, lo que quiere decir que el comprador desde el día cero sabrá en cuanto se va a valorizar su inmueble en el día 120, atmósfera más que favorable porque traza un derrotero real del negocio.

“Está científicamente comprobado que el bolsillo es el órgano más sensible del cuerpo humano. Si empezamos con precios bajos y los aumentamos en la medida en que vendemos un determinado número de unidades, cada comprador traerá más clientes potenciales para beneficiarse con el incremento en el valor de su casa, es un sano voz a voz que redunda en una importante y garantizada valorización que es en últimas la esencia del negocio”, dijo.

Un negocio bien estructurado

Bosque Residencial Cajicá, tiene claro que para tener más solidez en ventas y determinar factores de renta así como de éxito depende de un permanente y juicioso análisis de mercado que incluye la mayor o menor acogida de los tipos de casas que se ofrecen y de la misma evolución de las sub-etapas.

Esta experiencia ha hecho que Conpropiedad S.A, tenga un rango elevado de certeza en todo lo que tiene que ver con Valorización Programada porque los precios han seguido aumentando de manera gradual de acuerdo a lo programado, situación que genera tranquilidad y satisfacción porque la firma demuestra que no improvisa en un mercado que crece y afianza el término rentabilidad.

Un aspecto a tener en cuenta es que los clientes siempre son informados en detalle del negocio, sus aristas y de sus bondades tal y como se tiene concebido, con la ventaja que se les da herramientas de mercado para que puedan calcular la valorización aproximada.

“Si la respuesta de la demanda no es la prevista, los incrementos deberán ser menores o dejan de aplicarse, pero si el asunto es a la inversa y hay elevadas solicitudes, los costos se disparan como está pasando. Hay un punto a tener en cuenta y es que los equipos de dotación importados están subiendo de precio como consecuencia de la devaluación y ese mayor precio hace imperativo un ajuste al alza en el valor de la unidad, pero en materia de precios muchas variables entran a jugar y sobre eso hablamos con el cliente”, dejó claro La Directora Comercial de Bosque Residencial Cajicá.

La variación de precios está basada en una determinada cantidad de pesos por metro cuadrado construido cada vez que son vendidas seis casas o en la medida en que se agota una sub etapa, luego está muy claro que los precios se incrementan por cada seis casas entregadas.

El asunto es tan sencillo, precisa La Directora Comercial que el alza se produce cuando se canalizan las consignaciones correspondientes a la separación de ese número de casas.

Una ventaja para el comprador es que en ningún caso la valorización ha dependido de que se cumpla un plazo terminante, el asunto concreto es que siempre habrá mayor valor del inmueble con la venta de seis casas o de una sub-etapa.

Hay que decir que Bosque Residencial Cajicá es la urbanización campestre de mayor éxito por cuanto registra las mayores ventas en ese segmento de vivienda de lato confort. Además el modelo de negocio y la valorización Programada como valor agregado hacen del proyecto uno de los más sólidos y pedidos en Colombia.

Para la inversionista, Conpropiedad S.A, la experiencia de hacer las cosas y las casas bien ha conllevado a que los proyectos de este tipo como Alcaparros, Robles y Palma Canaria alcancen los 260.000 millones de pesos en ventas.

Un proyecto ganador

Bosque Residencial Cajicá está ubicado sobre la variante que conduce de Bogotá a Zipaquirá. En un lote de 100 hectáreas de extensión, se construyen 548 casas de diferentes estilos arquitectónicos y tamaños (desde 168 hasta 280 metros cuadrados) en uno y dos niveles con precios que van desde los 590 hasta los 1500 millones de pesos y con diseños que hacen del lugar la mejor alternativa existente en el mercado para el creciente grupo de familias que buscan alejarse del ruido y la congestión de Bogotá y disfrutar del verde y la tranquilidad que solo ofrece una vivienda campestre.

La urbanización cuenta con diez etapas de la que ya están en ventas y construcción las tres primeras: Alcaparros, Robles y Palma de Canaria. Se espera que Bosque Residencial Cajicá esté completamente terminado en el 2021.

El plan maestro del Bosque Residencial Cajicá comprende vías, senderos peatonales, lagos, miradores y ciclo-rutas, caballerizas, huertas, campo de golf recreativo (9 hoyos par 3), canchas de fútbol 5, canchas de tenis en polvo de ladrillo, un club house con teatrino y biblioteca, juegos infantiles, juegos de mesa y una sede social dotada de piscina climatizada, baños turcos, sauna y gimnasio, un mini mercado y una capilla. De las 100 hectáreas de la urbanización, 19 incluyen áreas verdes, bosques nativos y una zona de reserva forestal. A tan solo 40 minutos de Bogotá, este proyecto está rodeado de colegios, universidades, clínicas, centros comerciales como Fontanar y Centro Chía y restaurantes.

El diseño del Bosque Residencial Cajicá está basado en lo que se conoce como Carta de Atenas (1942) del arquitecto suizo Le Corbusier documento que después sería incluido en su libro Principios de urbanismo. En la Carta de Atenas Le Corbusier analiza los desarrollos urbanísticos de 33 ciudades de Europa y Estados Unidos como Ámsterdam, Atenas, Bruselas, Baltimore, Berlín, Barcelona, Estocolmo, Frankfurt, Ginebra, Los Ángeles, Londres, Madrid, Oslo, París, Praga, y Roma, entre otras urbes. “En la carta de Atenas están los postulados idealizados de lo que Le Corbusier se imaginaba que debía ser una ciudad. Nosotros retomamos mucho de ellos para definir lo que sería nuestro proyecto que va a ser como una pequeña ciudad con una asamblea propia a la que asistirán dos representantes de cada una de las 10 etapas”, indica Mauricio Rubiano, arquitecto general del proyecto.

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad